Un homenaje a la Sierra Nevada de Santa Marta y a los ecosistemas en general

22 de marzo Día Mundial del Agua

Sin agua no hay vida-Conservemos este recurso en su medio natural

 En el marco de la celebración del Día Mundial del Agua, los miembros de la Junta Directiva y la Dirección Ejecutiva de las Fundación Pro-Sierra Nevada de Santa Marta, reunidos recientemente en la capital del Magdalena, manifestaron una evidente preocupación en torno a la fragmentación de la cobertura boscosa de la Sierra Nevada de Santa Marta y la falta de regulación que presentan los caudales de los ríos que nacen en ésta; el potencial hídrico del ecosistema está seriamente amenazado y de mantenerse esta dinámica, podría estar en riesgo el abastecimiento para los diferentes grupos humanos que lo habitan, la población ubicada en su área de influencia, los distritos de riego y la agroindustria en general.

En esta fecha especial que fue propuesta en la Conferencia de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Desarrollo (Río de Janeiro, Brasil en junio del año 1992) después de la cual, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 22 de marzo de cada año como Día Mundial del Agua; la Fundación Pro-Sierra Nevada de Santa Marta exhorta a mirar hacia la Sierra: el aislamiento de la cobertura boscosa, la pérdida de ecosistemas y la falta de mecanismos adecuados para su conservación y manejo, encienden las alertas desde la parte alta de la montaña, nacimiento de las corrientes hídricas, para que todos los actores tomen cartas en el asunto y desempeñen sus respectivos roles desde cada competencia.

La Sierra Nevada de Santa Marta es una ecorregión fundamental para la regulación y abastecimiento de agua para cerca de dos millones de habitantes de tres departamentos, tres ciudades capitales, incluyendo un Distrito Turístico, Cultural e Histórico y otros municipios que comparten su territorio o se benefician de sus servicios; su manejo sensato, es vital para el desarrollo sustentable, entendido como una gestión integral en busca del equilibrio entre crecimiento económico, equidad e integridad ecológica de los ecosistemas. Conservar y recuperar los bosques y principalmente las áreas que regulan el recurso hídrico, se ha convertido en una meta de conservación para las comunidades.

La creciente necesidad de alcanzar el equilibrio hidrológico, que asegure el abastecimiento de agua a la población, se logra armonizando la recuperación de hábitats, la conservación de áreas que regulan la disponibilidad natural con una demanda equitativa y eficiente en el uso del recurso. Los miembros de la Fundación recuerdan que desde sus inicios al interior de esta instancia, se ha manifestado una relevante preocupación por el recurso hídrico en este sentido, se han realizado pequeños y grandes esfuerzos contando con el apoyo local, regional, nacional e internacional en torno a este valioso recurso y se trabaja para mitigar en parte, los efectos antrópicos sobre el ecosistema, el paso del tiempo, la degradación de los suelos y los implacables impactos del calentamiento global, entre otros.

Las iniciativas adelantadas en torno al recurso hídrico se realizan en toda la geografía serrana y cubren los tres departamentos: Magdalena, Cesar y La Guajira. En territorio estos proyectos van desde el diseño e implementación de Corredores de Conservación, el Cordón Ambiental y Tradicional de la Sierra Nevada de Santa Marta donde se adelantan acciones para implementar soluciones integrales de abastecimiento, tratamiento de agua y saneamiento básico y al lado de la Sierra Nevada, la reserva foresta Serranía del Perijá, en ella se localizan las acciones que se enmarcan en el Programa de Compensación Forestal-PCF (Resolución 1465 de 2008 una obligación de las compañías mineras Grupo Prodeco, Colombian Natural Resources, Drummond, Norcarbón). En este Programa también el agua es reconocida como un recurso vital en esta apuesta ambiental para la conservación del territorio; el PCF es un modelo a nivel nacional para la conservación y la restauración de ecosistemas que busca optimizar la regulación hídrica a través de mejores prácticas para proteger el suelo, en éste los protectores ambientales (pobladores campesinos beneficiarios) son los protagonistas de este proceso, y han entendido que más allá de la explotación de hidrocarburos, el agua es el recuso que mayormente genera beneficios comunes en el territorio.

Hoy 22 de marzo cuando se celebra en todo el mundo el Día del Agua, en la Sierra Nevada sigue el descenso de los niveles de captación por el intenso verano que azota la región, que de acuerdo a pronósticos del IDEAM se prolongará hasta el mes de mayo; hay planes de contingencia en el Cesar, La Guajira y el Magdalena y las administraciones departamentales y municipales han diseñado planes de choque para hacer frente a la temporada seca; paradójicamente estando a los pies de una montaña considerada “una gran fábrica de agua”.

El Agua, fuente de vida! la Fundación Pro-Sierra Nevada de Santa Marta convoca a la comunidad en general a unirse a este llamado que hace la Asamblea General de las Naciones Unidas al declarar 2013 Año Internacional de la Cooperación en la Esfera del Agua.

El agua de Valledupar, El Copey, Pueblo Bello, Bosconia y El Paso entre otras poblaciones en el Cesar y en general unos 21 municipios alrededor del macizo depende de la Sierra Nevada de Santa Marta; se hace necesario que se trace una misma hoja de ruta. Ya se inició esta apuesta desde las Juntas Regionales y en el Magdalena se centran los esfuerzos interinstitucionales en torno a la Estrella Hídrica de San Lorenzo, se espera que iniciativas similares a partir de este piloto puedan darse a conocer tanto en el Cesar como en La Guajira para cubrir toda la ecorregión.

La comunidad debe dar gracias a los campesinos que se han comprometido en los acuerdos de conservación a cuidar las rondas hídricas, gracias a los aprendizajes de la sabiduría tradicional de los koguis, wiwas, arhuacos y kankuamos, los pueblos ancestrales de la Sierra Nevada de Santa Marta cuando comparan los ríos con las venas del cuerpo y tienen un gran jefe del agua que cuida los ríos, las quebradas, los arroyos y también la lluvia. Para ellos las lagunas y las desembocaduras de los ríos son sitios sagrados, porque allí nace y llega el agua, que se vuelve nube que sube y en la parte alta, es lluvia que alimenta nuevamente los ríos que salen al mar. ¡Ayudemos a recuperar, conservar y proteger la Sierra Nevada de Santa Marta y los ecosistemas que la rodean. Trabajar unidos garantiza el agua para las presentes y futuras generaciones!

Un mensaje de los miembros de la Junta Directiva y el Director Ejecutivo de la Fundación Pro-Sierra Nevada de Santa Marta.

Pablo Gabriel Obregón Santo Domingo, Presidente

Alfonso Doria Escudero, Secretario

Armando Calvano Zúñiga, Director Ejecutivo de la Fundación Pro-Sierra Nevada de Santa

Category: Comunidad