Resumen tras finalizar la versión 45 del Festival Vallenato (2012)

Rey Vallenato 2012 Foto: @jesusvides via twitter

Culminó la versión 45 del festival vallenato.  La multitudinaria asistencia a todos los eventos confirmó que es una de las fiestas que tiene mayor poder de convocatoria en el país. El sonido de los acordeones les arruga el corazón a unos, a otros “eriza”, y a la mayoría, les alegra el alma. Sin duda alguna, la música “desarma”, crea lazos intangibles de hermandad.

La connotación que ha adquirido a nivel nacional lo evidencia el arribo a Valledupar del Presidente de Colombia y algunos de sus ministros al acto inaugural. Aunque no es nuevo- lo venían haciendo los distintos mandatarios por invitación de la inolvidable “Cacica” Consuelo Araújonoguera,- la presencia del jefe de Estado, sin duda, le da un respaldo justo y necesario. Icono cultural de la ciudad, el Festival, el  Parque de la Leyenda, su escenario, es imponente: el coliseo, majestuoso, causa admiración a los que llegan por vez primera: es el Olimpo de los dioses de la música popular: el vallenato, como lo dijo Santos, es colombiano, es universal.

Y es en la cultura, donde está la riqueza, los elementos constitutivos de una industria que en su encadenamiento abre sus brazos al turismo.  Aquí está la clave: el desarrollo de la cultura de la hospitalidad. Música y don de gentes, talento por doquier, son peculiaridades de los vallenatos.

Más de cuatro décadas. Y es evidente la evolución. Los cambios, a pesar de las adversidades, de los ataques, de las circunstancias y vaivenes políticos que inciden en su desarrollo. Pero el festival, como decía su campaña promocional, es tuyo, es mío, es nuestro. Obra colectiva  que es necesario preservar.

Tanta ha sido y es su trascendencia que anteriormente era escasa la participación de concursantes de otras regiones. Ahora, por el contrario, quienes quieren enfrentarse en el ruedo musical más importante del país provienen de distintas ciudades de Colombia y del mundo.

Jurados en la final del Festival Vallenato 2012 Foto: Cristian Camilo Peña

Un ejemplo claro son los ganadores de esta contienda. Aparte de los vallenatos y guajiros, Fernando Rangel, rey profesional y Jaime Luis Campillo, Rey aficionado, el rey de la Piqueria, José Félix Ariza, es de la Junta, La Guajira; la reina infantil, Mélida Galvis, es una niña de 12 años  oriunda de Montería; el rey juvenil, “Pipe” Villabona, es de Bucaramanga; el rey de la canción inédita, Germán Villa Acosta, es de Bogotá.

El festival es un encuentro cultural colombiano. Aquí se dan cita empresarios, políticos, artistas, amigos, para disfrutar de la música popular que  nos identifica. Es la marca territorial  que toma forma y se ramifica por sus múltiples tonalidades. Es ya un producto de exportación. Y como tal, es un bien, que genera trabajo, inversiones, intercambio. Y gozo. Y paz.

Y en paz transcurrió esta versión numero 45. Como tenía que ser. Sea la ocasión para felicitar a los organizadores, a los participantes, a los visitantes, al pueblo vallenato en general, por su comportamiento acorde con la calidad y magnitud de este evento. Habría que adoptar para los años siguientes medidas de seguridad y prevención contra el alarmante robo  de equipos celulares, cámaras de fotografías y video,  y otros elementos que perdieron los nativos y turistas. Un lunar que afecta no solo el bolsillo de quienes vienen a invertir en diversión, sino su tranquilidad. Y como ciudad turística, se hace imprescindible erradicar esas malas costumbres si decimos y nos sentimos orgullosos, voz en cuello, de ser hospitalarios.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Category: Cultura y entretenimiento, Música